Aprende estos cinco consejos para cuidar la postura, tu espalda lo agradecerá

El especialista comenta que para mantener una alineación adecuada de la columna, debes adoptar una postura balanceada

La espalda es una de las zonas cruciales en nuestro bienestar, hace poco tiempo, las madres y abuelas vigilaban que todos en casa se sentaran correctamente; era y es importante cuidar la postura, por salud.

Vea también En el Zulia: Eje de Vehículos liquida a tres integrantes de la banda delictiva los «Toyoteros»

Y esto porque la postura y la posición del escritorio o mesa puede aumentar o reducir los riesgos de dolor de cuello, brazos, espalda y piernas, alerta Kenneth Palmer, cirujano ortopédico del Hospital Houston Methodist.

Tómalo en serio. “La columna vertebral es el punto de unión de todos los músculos principales del cuerpo, lo que ayuda a equilibrar y soportar de manera eficiente el peso corporal”, explica.

Palmer señala que cuando la columna está alineada, se beneficia del uso óptimo de los músculos; si está desalineada, los músculos trabajan más, se fatigan fácilmente, y esto puede provocar dolores musculares y articulares.

El especialista comenta que para mantener una alineación adecuada de la columna, debes adoptar una postura balanceada para que los músculos trabajen mejor:

  • Los pies deben estar separados al ancho de los hombros, directamente debajo de las caderas.
  • Mete el hueso pélvico hacia adentro y activa los músculos de los glúteos.
  • Involucra tus músculos centrales, manteniendo el torso en línea con tus caderas.
  • Afloja y gira los omóplatos hacia atrás y hacia abajo.
  • Mantén la cabeza sobre la columna vertebral, evitando la necesidad de inclinarte y encorvarte.

Cosas para aprender. “A menos que uses una computadora portátil, con teclado y ‘trackpad’ incluidos, deberás alinear y reubicar en tu escritorio artículos como monitor, ‘mouse’ y teclado; de lo contrario, tu columna vertebral estará desalineada”, indica Palmer.

Recomienda que el monitor esté al nivel de los ojos o ligeramente por debajo; cerciórate de que el teclado y el “mouse” estén alineados con el monitor, que permita que tus hombros descansen cómodamente a los lados y que tus muñecas estén suavemente sobre la superficie de trabajo. Toma descansos y cambia de posición regularmente.

Con información de El Nacional

Suscríbete
Notifícame
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios