Surtir gasolina en Carabobo es una «tortura», aseguran conductores

Surtir gasolina en el estado Carabobo es toda una tortura, aseguran los conductores, quienes tienen que pasar «las de Caín» para abastecerse en medio de la grave y crítica escasez.

Son varias las denuncias, que se traducen en impotencia por parte de quienes carecen de los recursos necesarios para pagar el litro de gasolina a 0,50 dólares.

Según los encargados de la estación de servicio Santa Ana, ellos toman los datos de los usuarios con un día de anticipación. La Alcaldía de Naguanagua, tras asumir la coordinación de la bomba, había prohibido la pernocta y las colas de vehículos en las cercanías pues perjudicaban a los vecinos del sector. Según el número de placa, las personas debían llegar el mismo día que les correspondía surtir y, al descargar la gandola, los encargados tomaban sus datos y les asignaban un tíquet.

Después que las estaciones Paramacay y Naguanagua (avenida Bolívar vieja) empezaron a vender gasolina a precios internacionales, la E/S Santa Ana se convirtió en la única opción para quienes no pueden pagar combustible en divisas.

Saturación

“Ahora vienen más personas”, aseguró Juan Figueredo, quien se incorporó a la cola en la madrugada del lunes para surtir su vehículo el martes, con la esperanza de ser uno de los primeros atendidos.

Carmen Arias también conoce la dinámica y teme quedarse por fuera. Por eso sale de su casa antes del amanecer para entrar en la fila. “La cantidad de vehículos que surten siempre varía por la cantidad de litros que despache la gandola. A veces echan a 270 carros y es bastante”.

 

Con información de Alberto News

Suscríbete
Notifícame
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios