Rompe el silencio la refugiada ucraniana que huyó con el esposo y contó secretos de la pareja

Una historia de amor y traición surgió en medio de la invasión de Rusia a Ucrania, cuando Tony Garnett abandonó a su esposa e hijos y escapó con Sofiia Karkadym, una refugiada ucraniana de 22 años que había acogido en su casa, en Reino Unido.

La esposa, Lorna, reveló intimidades del conflicto al contar que su esposo abandonó a su familia para irse con la joven ucraniana; sin embargo, ahora Karkadym se defendió al contar un secreto de la pareja.

El pasado 4 de mayo Karkadym se fue a vivir con la pareja que llevaba ocho años junta, producto de esa relación tuvieron dos hijas de tres y seis años. Garnett trabaja de guardia de seguridad en un centro de acogida del Servicio Nacional de Salud.

Garnett y Karkadym conectaron de inmediato, especialmente porque él podía hablar eslovaco, un idioma muy similar al ucraniano, lo que les permitía comunicarse, pero eso causó problemas con Lorna, quien no entendía lo que hablaban y comenzó a sentirse incómoda y celosa.

La tensión fue aumentando, mientras que el padre de familia y la ucraniana se acercaban más, se quedaban hasta tarde a ver televisión mientras la esposa se iba a dormir.

Lorna comenzó a criticar a la ucraniana al señalar que después de huir de los combates en su país se vestía con tops y usaba maquillaje.

«Puso su mirada en Anthony desde el principio, decidió que lo quería y lo tomó. En apenas unos días todo lo que sabía se puso patas arriba», señaló Lorna.

Además, Lorna señaló que la joven no cuidaba su apariencia durante el día, pero sí lo hacía en el horario en el que el hombre regresaba a casa después de trabajar.

«Ella bajaba las escaleras con labios rojos, el pelo arreglado y con un top escotado«, contó la esposa.

A solo 10 días de la llegada de la ucraniana, el hombre abandonó a su familia y se fue con ella, comenzaron a buscar una propiedad juntos y a hacer trámites para el proceso de visa permanente de la joven.

Al respecto, Garnett señaló: «Lamentamos el dolor que hemos causado, pero he descubierto una conexión con Sofía como nunca antes. Estamos planeando el resto de nuestra vida juntos».

Tras conocerse esta historia, la ucraniana comenzó a ser objeto de ataques por arte de quienes la tildaron de ser una «rompehogares».

Karkadym se defendió al aclarar que no destruyó un hogar: «Sus constantes sospechas (por Lorna), la tensión, simplemente nos empujó a Tony y a mí más cerca. Ella creó esta situación sugiriendo constantemente que algo estaba pasando cuando no era así. Así que esto es su culpa».

Además reveló un secreto de ellos: «La pareja había destruido su relación mucho antes de que yo llegara al Reino Unido a principios de mes».

Al mismo tiempo la ucraniana se ha mostrado como la víctima de la historia: «Me acusan de disuadir a familias del Reino Unido de acoger a ucranianos. Dicen que gracias a mí nadie aceptará más gente de mi país».

Con información de Clarín.

Suscríbete
Notifícame
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios