“Era el diablo. Se va al infierno”: Conejitas Playboy revelan los abusos y maltratos de Hugh Hefner (+Detalles fuertes)

Las gemelas y ex conejitas Playboy Karissa y Kristina Shannon revelaron, recientemente, más detalles sobre sus vivencias sexuales y de abuso con el magnate, editor de revistas y televisión Hugh Hefner, cuando estuvieron en su mansión. Aseguran estar en proceso de iniciar una demanda, ya que, tras todos los abusos, habrían experimentado escenas de estrés postraumático y depresión.

Aseguraron que, cuando Hefner murió en siempre de 2017, aunque sintieron algo de tristeza, también sintieron alivio, ya que sabían que no podría abusar de más jóvenes.

«Nos decía ‘Mis bebés, mis bebés’, y nos acunaba mientras nos acostábamos a cada lado de él. Nos dijo que lo llamáramos ‘Papá’ (…). Él es el diablo. Tiene un alma negra. Se va al infierno», afirmaron, según reseñó Clarín.

Las mujeres fueron captadas por el equipo del millonario luego de que se hicieran famosas por unas fotografías. Ambas tenían 18 años de edad y fueron llevadas a Florida, donde no solo las obligaron a tener relaciones sexuales con el octogenario, sino a sostener más encuentros sexuales en grupo sin protección. Además, aseveraron que las manipularon con alcohol y drogas.

El día en el que las jóvenes cumplieron 19 años d edad, la producción del programa las habría instado a «fumar» marihuana con Hefner en su habitación. Ese día se produjo el primer abuso sexual del hombre y, luego, continuaron siendo obligadas a mantener encuentros sexuales grupales.

“Fue espeluznante. Nos sentimos sucias, asqueadas, como si nuestros cuerpos no fueran nuestros”, afirmó Karissa en una de sus declaraciones.

«Él actuaba como si fuera tu dueño. Si rompíamos sus reglas, seis guardias nos arrastrarían a nuestra habitación y no nos dejarían salir. Hef lo llamaba ‘arresto de HMF’, por sus iniciales. Se aprovechó de las jóvenes vulnerables como nosotras. Te ofrecería el mundo y luego te mantendría atrapada en su casa, que era como una prisión de oro», explicó Kristina a Sunday Mirror.

Además, la mujer afirmó que, una vez dentro de la mansión, eran constantemente vigiladas, incluso en lo que respecta a alimentación.

«Pensé que Playboy era una gran familia, ahora puedo ver que era un culto», añadieron.

Las gemelas, que ahora tienen 32 años, afirman que planean demandar a Playboy por angustia emocional y trauma.

«Éramos Playmates, empleados, y todo sucedió en la mansión, así que queremos ir tras ellos. Estamos hablando porque queremos que la gente sepa quién era realmente y qué estaba pasando a puerta cerrada», amplíaron.

La vergüenza y otras confesiones

En ese orden de ideas, las Shannon confesaron que la vergüenza les impidió contarle a alguien lo sucedido.

De hecho, Karissa confirmó que quedó embarazada a los 19 años de Hefner cuando él tenía 83. No tenía dudas sobre quién era el padre, ya que solamente estaba teniendo sexo con él y nadie más.

«Solo quería deshacerme del bebé lo antes posible. No quería que Hef se enterara y nunca lo hizo. Tampoco el resto de las personas. Estaba disgustada, como si el demonio estuviera dentro de mí», apuntó.

Además, agregó: «Encontré una clínica en Los Ángeles para hacerme un aborto. Hice que las personas de seguridad de Hef nos dejara en el centro comercial, fingiendo que íbamos a ir de compras. Luego llamé a un amigo para que nos recogiera. Pudimos mantenerlo en secreto«.

Con información de Clarín

Suscríbete
Notifícame
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios