En 2020: 32 Casos de tuberculosis y un fallecido entre presos de los CDP de Nueva Esparta

En el CDP de PoliMariño hay un caso de tuberculosis y el CDP de Los Cocos tenía cuatro casos en 2020

Por el hacinamiento en el que se encuentran, los privados de libertad en el estado Nueva Esparta son una de las poblaciones con más riesgo de contagiarse de tuberculosis (TB), sobre todo aquellos que están dentro de los Centro de Detención Preventiva (CDP) .

Vea también Cuatro muertes y 673 nuevos contagios se suman a las cifras de la pandemia en el país

El Programa de Salud Respiratoria de la región insular hace un gran esfuerzo por combatir esta enfermedad en las bases policiales, porque los presos en muchas ocasiones no cuentan con familiares o con las condiciones para superar esta afección.

La doctora María del Valle Trejo, coordinadora de este programa indicó que han sido los técnicos del laboratorio del Programa de Salud Respiratoria quienes por su cuenta han tenido que trasladarse a los distintos CDP para hacer pruebas y llevar semanalmente el tratamiento a los reclusos, el cual debe ser tomado durante seis meses y medio sin fallas.

Sin recursos

Ella explicó que la técnico del laboratorio, Yasleny Marval, a veces con sus propios recursos, en colas y en ocasiones con apoyo de patrullas, debe ir hasta las bases policiales para que los presos cumplan los tratamientos debidos.

Indicó que gracias a esto son muchos los reos que han logrado sanarse de esta enfermedad que puede llegar a ser mortal, pero a veces, algunos que tienen una mala alimentación y tienen recaídas, sobre todo aquellos que no tienen familia en la isla.

Casos 2020

En el CDP de PoliMariño hay un caso de tuberculosis y el CDP de Los Cocos tenía cuatro casos en 2020, pero tres fueron beneficiados. Solo queda uno en la actualidad que es oriundo de la isla de Coche y no tiene familiares en Margarita.

Afirmó que Ciudad Cartón el año pasado hubo tres casos de TB, de los cuales uno tiene VIH. Todos ya superaron la TB.

Asimismo, en la PNB se registraron seis casos, todos ya recuperados. En el CDP del CICPC en Porlamar se dieron cuatro casos, de los cuales uno murió en junio, uno se curó y dos siguen activos.

En el CDP de San Juan en 2020 se dieron tres casos de TB, se sanaron dos y uno por falta de apoyo familiar tuvo una recaída.

En el CDP del CICPC de Punta de Piedras se dieron tres casos el año pasado y sigue uno activo. En el CDP de la GNB de San Antonio se dieron dos casos que ya están curados.

En el CDP de Pampatar se registraron tres casos en 2020, que ya están sanos y en el CDP del Cicpc en Pampatar hay un caso activo.

También, en el CDP de La Asunción se mantienen dos casos activos desde 2020.

Incidencia

Indicó que el hacinamiento tiene mucha incidencia en el número de casos, por lo que en los CDP con más presos hay más contagiados de tuberculosis.

El Programa de Salud Respiratoria tiene condiciones precarias y hacen el trabajo cuesta arriba. Actualmente no tienen un laboratorio por lo que los exámenes se hacen en un baño y la coloración de las pruebas se hace a pleno sol.

A pesar de esto, Marval reseña que es su vocación la que la impulsa a seguir cumpliendo con su trabajo. De hecho comentó que hay muchos presos que se ven flacos y ella le hace tomas de sangre para llevarlas al Hospital Luis Ortega para hacer los exámenes de VDRL y VIH, descartando enfermedades de transmisión sexual.

Cifras

Durante el 2019 se dieron 150 casos de tuberculosis en Nueva Esparta y hasta el 7 de diciembre de 2020 salieron positivas 118 personas.

En el año 2020 se dieron 32 casos de tuberculosis en los CDP de Nueva Esparta, de los que siguen activos 8 presos enfermos y uno falleció a mediados del año pasado.

Este tipo de iniciativas de salud requieren mayor ayuda del estado o los entes de la gobernación para lograr su labor en mejores condiciones y brindar la salud que requieren como derecho los privados de libertad.

Redacción Porlavisión

Suscríbete
Notifícame
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios