Emiten órdenes de captura contra 7 funcionarios de la estación de vigilancia costera de Güiria

Emiten órdenes de captura contra 7 funcionarios de la estación de vigilancia costera de Güiria

Funcionarios de la GNB le pidieron 4.500 dólares a Alí Martínez por el traslado ilegal de las personas fallecidas.

Este jueves 17 de diciembre, el fiscal general, Tarek William Saab, anunció que emitió órdenes de captura contra siete funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), pertenecientes a la estación de vigilancia costera de Güiria, en el estado Sucre.  

Durante una rueda de prensa ofrecida en la sede del Ministerio Público, señaló que los ciudadanos Luis Alí Martínez y Luis Ramón López fueron presentados e imputados por la presunta comisión de tráfico ilegal de personas y asociación para delinquir.  

Martínez, de 54 años de edad, sería el propietario de una de las embarcaciones que naufragó cerca de las costas de Güiria, dejando al menos 28 fallecidos, de los cuales 26 fueron identificados por las autoridades venezolanas, quienes aseguraron que el grupo viajaba hacia Trinidad y Tobago para «reencontrarse con familiares» por las Navidades.  

De acuerdo a la versión de Saab, funcionarios de la GNB le pidieron 4.500 dólares a Alí Martínez por el traslado ilegal de las personas fallecidas.  

«Todos los detenidos tienen expediente de tráfico de drogas y otros delitos. Los involucrados en esta tragedia, pretendieron quitarle dinero a los familiares de las víctimas. Los audios recabados durante las investigaciones, revelaron que una mafia de trata de personas fueron los responsables», dijo.  

“Su accionar ilegal ha resultado en una tragedia familiar, pues en el naufragio perdió a dos de sus hijos, situación que nos conmueve como venezolanos”, agregó. 

Precisó que las víctimas se embarcaron en una playa que está adentro de una finca propiedad de Luis Ramón López. “Por esta razón, también fue aprehendido”, explicó. 

NÚMERO DE VÍCTIMAS PODRÍA AUMENTAR

La ministra del Parlamento Internacional para los Derechos Humanos de Canadá, Karla Henríquez, quien investiga el caso del naufragio, estimó que el número de víctimas podrían ser más de 50, entre ellas 25 niños. Aseguró que el pasado 6 de diciembre los peñeros Mi Refugio y Mi Recuerdo partieron a Trinidad y Tobago. 

“Estas embarcaciones pisaron aguas trinitenses y una de ellas fue devuelta, retornada, expulsada de Trinidad y Tobago, sin ningún tipo de registro por parte de ese gobierno. Esta embarcación fue Mi Refugio, de la cual se consiguieron 19 cadáveres”, dijo Henríquez.  

Sin embargo, Trinidad y Tobago emitió un comunicado en el cual niega que el 6 de diciembre o fechas posteriores recibieran embarcaciones con venezolanos, echando por tierra la versión de que las víctimas fueron expulsadas de la isla. 

Con información de Maduradas.

Suscríbete
Notifícame
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios