Ejército de Colombia admite que más de 70 militares investigados por abusos sexuales siguen activos

La fuerza terrestre ha afrontado en el último año una sucesión de escándalos, que van de una polémica directriz, ya retirada, que pedía mejorar resultados poniendo en riesgo a la población civil, una trama de espionaje hasta las recientes denuncias de abusos sexuales y violaciones de menores.

El Ejército es probablemente una de las instituciones más importantes de Colombia. En un país que estuvo más de medio siglo en guerra con las FARC, que sigue enfrentando a grupos insurgentes, bandas criminales integradas por paramilitares y organizaciones de narcotraficantes, las Fuerzas Armadas son un engranaje decisivo no solo para la seguridad sino para el mismo funcionamiento de la democracia.

La fuerza terrestre ha afrontado en el último año una sucesión de escándalos, que van de una polémica directriz, ya retirada, que pedía mejorar resultados poniendo en riesgo a la población civil, una trama de espionaje hasta las recientes denuncias de abusos sexuales y violaciones de menores.

En este tiempo cayó un ministro de Defensa por ocultar un bombardeo contra guerrilleros disidentes en el que fallecieron al menos ocho niños y en Navidades renunció alegando motivos familiares el cuestionado jefe del Ejército Nicacio Martínez Espinel. Su sucesor, el general Eduardo Zapateiro, compareció este miércoles ante los medios para informar de las investigaciones sobre los casos de violencia sexual cometidos por uniformados.

El comandante afirmó que desde 2016 se han identificado “118 integrantes de la fuerza relacionados en casos de presuntos actos sexuales abusivos y violentos contra menores de edad”. “Todos estos hechos son conocidos por la Fiscalía General de la Nación y cuentan con investigación disciplinaria, alguna de ella adelantadas por la Procuraduría”, agregó el alto mando.

“De los 118 vinculados, 45 de ellos han sido retirados del Ejército Nacional, porque no son dignos […]. El restante de los investigados, 73 hombres, se están revisando de manera detallada”. Zapateiro enmarcó esos crímenes en “factores humanos individuales que no siempre pueden ser controlables”. Pero al mismo tiempo reconoció: “Esto nos obliga a revisarnos internamente y a fortalecer los diferentes procesos”.

Con información de Globovisión

Suscríbete
Notifícame
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios